Todo el mundo puede aportar

Si estamos claros de que la acción de los seres humanos sobre la naturaleza es dañina, podemos hacer algo al respecto, ya que el primer gran paso lo hemos dado, y es darnos cuenta del problema.

Cuando se trata de dar un aporte a la protección del medio ambiente no debemos pensar en las grandes acciones. Claro, esas son dignas de la literatura o el cine, pero los pequeños detalles son igualmente importantes.

Cada pequeño aporte vale la pena, pues de muchos minúsculos detalles se pueden dar grandes resultados. Cuando tenemos conciencia de que nuestro aporte es importante podemos disfrutar más del acto de contribuir desde el espacio cotidiano de nuestras vidas.

 

Esto tiene una traducción simple: desde nuestra vida diaria podemos hacer una gran contribución a ese gran concepto que es el desarrollo sostenible. No se trata de creer que tenemos a nuestras espaldas la responsabilidad de salvar al planeta, pero sí de que cada acto implica una conciencia.

Desde un hecho tan simple como es botar la basura estamos haciendo una manifestación ecologista. Y es que lo que consumimos, o lo que queda de eso, no tiene porqué ir necesariamente a un basurero. Al contrario, cada objeto puede ser utilizado en múltiples funciones que van desde un adorno hasta una maceta para sembrar una planta, pasando por el tan mencionado reciclaje.

Quienes piensen que eso de los desechos es una tontería deben meditarlo con calma, pues claro que se ha vuelto una costumbre deshacernos de todas las envolturas pues nada sirve para guardar, todo se bota. Y botando y botando podemos llegar a ensuciar una bahía. Pensemos bien cuántas cosas nos comemos al día y cuánta basura producimos.

No podemos escudarnos en la acumulación de trabajo que tenemos ni en lo complejo de la vida familiar para hacer breves actos de aporte a la causa ecologista. Las cosas simples también son muy valiosas y con eso podemos ser de gran ayuda, al fin y al cabo las grandes organizaciones no gubernamentales que se empeñan día a día por contribuir a la protección del medio ambiente nada serían sin nuestros aportes.

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *