Regalos para reciclar

Una canastilla artesanal es de los mejores regalos que se les puede hacer a una madre y un padre. La artesanía siempre tiene un valor agregado, y es el aquello de haber brotado de las manos de alguien. Una pieza artesanal siempre es única, aunque su creador intente luego repetir la fórmula.

A diferencia de otros artículos para niños, las canastillas artesanales nunca van a parar a la basura. Las usan todos los pequeños de la casa y cuando ya están muy gastaditas, entonces van a parar a un cajón repleto de otros objetos entrañables. El otro día mi madre me sorprendió con muchas ropitas que conservaba de cuando era pequeñito. Estaban hasta descoloridas, pero ella las guarda como si fueran un gran tesoro.

Por suerte esta tradición no se ha perdido y aún se pueden encontrar canastillas artesanales. Existen varios negocios que se dedican a esto y que ofrecen muy buenos precios. Esa es una opción si quieres que tu bebé tenga una canastilla única. Esta web que te recomiendo tiene modelos muy lindos y variados.

Una de las técnicas que más me gusta es el patchwork. Tengo una colchita muy vieja que me acompaña desde que era pequeñito.