¡A proteger el medio ambiente!

Desafortunadamente, la contaminación medioambiental es cada día más frecuente. Las causas son varias, desde la contaminación producida por sustancias químicas –tales como plaguicidas, cianuro y herbicidas-, hasta los residuos urbanos, el petróleo o las radiaciones ionizantes. Lo que sí tienen en común cada tipo de contaminación, es que son producidas por la mano del hombre.

De acuerdo a sus características, la contaminación se puede clasificar en atmosférica, o sea, la que afecta a la atmósfera; la hídrica, que se localiza en el agua; la del suelo; por basura; la radiactiva; la genética, que se transfiere por la fecundación; la electromagnética; la térmica; la acústica; la visual y la lumínica. Cada una posee sus propias especificidades, pero todas son dañinas.

La contaminación medioambiental puede producir enfermedades en los seres humanos, plantas y animales, y pueden dañar también los ecosistemas. Otras nefastas consecuencias de la contaminación son la producción de lluvia ácida, el debilitamiento de la capa de ozono y el cambio climático.

5

Ante esta situación tan preocupante, hoy día muchas organizaciones internacionales -como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por ejemplo- luchan por combatir la contaminación a fin de preservar el medioambiente y garantizar la supervivencia actual y futura de los seres vivientes.

En España, por ejemplo, el Ministerio de Medio Ambiente es una de estas organizaciones que trabaja a fin de lograr que se respete y proteja el medio ambiente. Uno de las metas alcanzadas en esta ardua tarea es el desarrollo de un proyecto que tiene como propósito fomentar una agricultura más amigable con el medio ambiente y la tierra. Este es un plan que puede ser perfectamente ejecutado en el país gracias a las condiciones del clima con que contamos y los vastos sistemas de producción.

Asimismo, la posición antinuclear es fuerte en muchas regiones españolas, lo que también es un paso de avance en la lucha por proteger el medio ambiente.

Es el deseo de muchos que en España y todos los países del mundo se concientice verdaderamente sobre la necesidad de evitar la contaminación y luchar por eliminar la ya creada.